Para el retiro de los árboles, el Municipio contó tanto con el permiso del Ministerio del Ambiente MAE, como con la aprobación de los ciudadanos del sector, quienes serán recompensados con plantas ornamentales.

“Los moretes son plantas de raíces poco profundas, por lo que considerada su altura y edad, significaban un peligro para las y los ciudadanos, como también para las edificaciones en el sector” señala Daniel Cárdenas, coordinador de Gestión Ambiental del Municipio de Pastaza, al explicar las razones por las que, en la mañana de este martes 09 de enero, se procedió al derribo de los árboles de morete, ubicados en la calle de acceso principal al Parque Acuático Morete Puyu.

Esta decisión no es improvisada, más bien es la respuesta al clamor de varios ciudadanos que venían insistiendo en el retiro de los árboles por el peligro que significaban en el sector. Por lo cual, desde el año pasado se venía planificando esta acción e incluso solicitando al Ministerio del Ambiente MAE la respectiva autorización.

Por otro lado, la dificultad en el tránsito era otro de los inconvenientes que se presentaba, sobre todo, cuando existían vehículos estacionados a los costados, era casi imposible la movilidad en esta calle de acceso a uno de los mayores atractivos turísticos de la Ciudad de Puyo.

Pero, como esta acción responde a una planificación, el GAD Municipal del Cantón Pastaza, tiene proyectado la regeneración de la calle, en la cual contempla la reposición de los árboles con plantas ornamentales, que darán otra perspectiva e imagen al sector, caracterizado por la afluencia del turismo.

“No subestimamos la importancia de los árboles de Morete” continúa Cárdenas, pero es la mala ubicación en el lugar, lo que los convierte en un peligro para la vida de las personas y para las edificaciones al entorno. Además el Plan Maestro de Alcantarillado de Puyo, contempla la intervención de esta calle, con un plan de compensación de los árboles con otras plantas y eso es lo que ahora cuenta.