A partir del nuevo año, los policías municipales han pasado a denominarse “Agentes de Control Municipal” con nuevas funciones, capaces de colaborar con la seguridad integral de la sociedad y del estado.

Fue en el Minuto Cívico del lunes 5 de febrero, cuando se hizo público el acta de transición de la policía municipal a agentes de control Municipal, establecido mediante decreto oficial por el Nuevo Código Orgánico  de Entidades de Seguridad Ciudadana y Orden Público, el cual señala que a partir del 21 de diciembre de 2017, se adoptará la nueva designación.

Además establece, que las entidades de seguridad municipal, son organismos con plena potestad en el ámbito de su competencia, para desarrollar operaciones relacionadas al control del espacio público; prevención, detención, disuasión e investigación de las infracciones; apoyo, coordinación, socorro, rescate y atención pre hospitalaria; respuesta ante desastres y emergencias con la finalidad de realizar una adecuada gestión de riesgo y promover una cultura de paz.

Por lo cual, su trabajo debe estar siempre articulado con las políticas del Plan Nacional de Seguridad Integral  y sus funciones serán:

  1. Cumplir y hacer cumplir las leyes, ordenanzas, resoluciones, reglamentos de más normativas dentro de sus jurisdicciones.
  2. Ejecutar las órdenes de la autoridad competente para controlar el uso del espacio público.
  3. Controlar la coordinación con el organismo técnico de vigilancia, auditoría, intervención y control de las actividades ambientales, la contaminación ambiental en su cantón en el marco de la política nacional ambiental.
  4. Apoyar a la gestión de riesgo en coordinación con los organismos competentes.
  5. Brindar información y seguridad turística.
  6. Fomentar proceso de vinculación comunitaria.
  7. Apoyar a los organismos competentes en el proceso de acogida a personas en situación extrema.
  8. Controlar el ordenamiento y limpieza de los mercados y centros de abasto.
  9. Las demás funciones que sean asignadas de conformidad a la ordenanza respectiva.

El alcalde Roberto De la Torre, al referirse al tema, afirmó que este cambio de nombre debe ir acompañado de un cambio de actitudes y de nuevo servicio, con la nueva visión de lo que es el agente de seguridad municipal, siempre informando y educando a la comunidad para fomentar una cultura de paz.