Delincuencia, alcoholismo, drogadicción y prostitución, entre otros, fueron los temas que se abordaron en un diálogo abierto entre autoridades y directivos barriales. El objetivo, buscar alternativas de solución.

Casi un centenar de personas, se concentraron en el Centro de Difusión Cultural del Municipio de Pastaza, la noche del martes 24 de octubre, con la finalidad de discutir los problemas de la inseguridad que soporta la ciudad de Puyo y buscar alternativas de solución.

La convocatoria la hizo la Federación de Barrios de Puyo, por lo que se contó con la mayoría de presidentes, además de autoridades de elección popular, representantes de la justicia, los Consejos de Seguridad Ciudadana Cantonal y Provincial, así como también policía y ejército.

Varios presidentes tuvieron la oportunidad de exponer sus criterios y experiencias sobre los casos de inseguridad, que como dijeron algunos, la Ciudad ya no soporta más. Muchos hicieron recomendaciones como: colocar más cámaras de seguridad, botones de pánico y nuevos semáforos en sectores estratégicos. También recomendaron tomar acciones concretas sobre el expendio de licor, control al consumo de drogas en ciertos sectores, así como también tomar cartas en el asunto sobre la prostitución en la vía pública.

El alcalde del Cantón Pastaza, Roberto De la Torre, intervino para dar a conocer todo el trabajo que la entidad ha emprendido para brindar mayor seguridad a las y los ciudadanos; por ejemplo, se han aumentado el número de cámaras de seguridad u ojos de águila y a pesar de la escasez de recursos se continuará incrementando. Pero hizo una reflexión importante, en el sentido, que el problema también radica en la falta concienciación ciudadana. “Por más cámaras que pongamos, si no hay ese compromiso de los ciudadanos, no sirve de mucho; por más semáforos que se coloquen en cada esquina, si hay gente que no los respeta, habrá accidentes” señaló. Por lo que hizo un llamado a que la ciudadanía también se empodere de la situación y ponga su grano de arena.

El coronel de Policía, Gary Arellano, al asegurar que la policía está cumpliendo con su trabajo y lo hace muy bien, aconsejó iniciar una campaña de concienciación ciudadana para que las personas entiendan que juegan un papel importante en materia de seguridad, pues es nuestro deber, velar por la integridad de la familia.

Una de las decisiones importantes que se tomó fue, la de retirar toda clase de avisos en los barrios que inciten a la violencia y vayan en contra de las leyes del estado, como es el caso de aquellos avisos de: “Ladrón agarrado, ladrón garroteado”.